Estar en forma durante el periodo de embarazo es una parte importante de sentirse lo mejor posible. Si usted está teniendo un embarazo de bajo riesgo y su médico lo aprueba, puede continuar haciendo ejercicio y obtener beneficios para la salud incluso de las rutinas de ejercicio de leve a moderado.

Estar en forma durante el periodo de embarazo

Recomendamos seguir estas pautas para asegurar un embarazo saludable para usted y su bebé:

Mantenga la coherencia. Haga ejercicio regularmente (por lo menos tres veces a la semana), no de manera intermitente. Mantenga su régimen de ejercicio en un rango de leve a moderado.

Mantén el equilibrio. Caerse cuando pierde el equilibrio puede causar daño a su abdomen.

Consuma una buena dieta. Asegúrese de comer una dieta adecuada que le permita aumentar de 25 a 35 libras que se recomienda para las mujeres de peso promedio durante los nueve meses.

La mayoría de las mujeres embarazadas necesitan 300 calorías adicionales al día. Si hace ejercicio regularmente, probablemente necesitará más. Incluya muchos carbohidratos en su dieta, ya que las mujeres embarazadas consumen esta fuente de combustible más rápidamente durante el ejercicio que las mujeres no embarazadas.

¡Bébetelo todo! Beber mucha agua evitará que se deshidrate y evitará el sobrecalentamiento.

Mantenga la calma. Por la misma razón que debe evitar los baños calientes, no se sobrecaliente, especialmente en el primer trimestre. El sobrecalentamiento, especialmente en el primer trimestre, puede ser un factor que contribuya al desarrollo de defectos congénitos.

Beber mucho líquido antes y durante el ejercicio puede prevenir el sobrecalentamiento, al igual que usar capas de ropa “transpirable”.

No te esfuerces demasiado. Durante el embarazo, usted está suministrando oxígeno para dos, así que deje de hacer ejercicio cuando se sienta fatigada y no haga ejercicio hasta el punto de agotarse.

Evite las actividades que requieren movimientos de salto o cambios repentinos de dirección porque pueden forzar sus articulaciones y lesionarlo.
Hacer ejercicio durante largos períodos de tiempo boca arriba después del primer trimestre puede reducir el flujo sanguíneo al útero.

Usted querrá evitar ciertos deportes mientras esté embarazada. Éstas incluyen actividades a gran altitud y aquellas que están asociadas con el riesgo de caerse o chocar con otro participante, como montar a caballo, escalar y esquiar en la nieve y en el agua.

Además, evite el buceo con escafandra autónoma porque existe el riesgo de que su ingesta de oxígeno se vea comprometida y el buceo puede ejercer presión sobre sus órganos y el bebé.

About the Author

Related Posts

Para adelgazar no es necesario dejar de comer en ningún momento eso no es una clave principal, más...

Cuando hablamos de la alimentación correcta, dormir 8 horas y una actividad física de forma...

La mayoría de la gente piensa que hacer dieta es la mejor manera de perder grasa. Sin embargo, si...

Leave a Reply